Revista Bioreview Edición 15 - Noviembre 2012

BIODIAGNOSTICO

 

Cambian los criterios de evaluación del personal científico nacional

El acuerdo fue suscripto por las principales instituciones que hacen ciencia y tecnología en el país. Se evaluará la investigación aplicada y se creará un Banco Nacional de Proyectos de Desarrollo Tecnológico y Social.

Secretaría de Articulación Científico Tecnológica Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva

Para más información de prensa comuníquese con: Verónica Morón; Eleonora Lanfranco - Jefa de Prensa; Andrés Grippo; Pablo Hacker; Sergio Hernández; Federico Rey; Milagros Oreja; Hernán Bongioanni

(54 11) 4891-8983; (54 11) 4891-8380/81; Fax: 4327-3913

prensa@mincyt.gob.ar | www.mincyt.gob.ar; You Tube: www.youtube.com/ministeriodeciencia

Buenos Aires, 4 de octubre de 2012 - El Secretario de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Alejandro Ceccatto, encabezó la firma de un documento sobre nuevas pautas y criterios para la evaluación del personal científico dedicado a actividades de desarrollo tecnológico y social. El documento surgió a partir del acuerdo entre las instituciones nacionales donde se realiza ciencia y permitirá equiparar las evaluaciones de los investigadores dedicados a la ciencia básica con los que realizan ciencia aplicada.

Durante la firma, Ceccatto aseguró que “se trata de un consenso históico, hoy por hoy se hace muy difícil desarrollar tecnologí cuando las carreras científicas demandan la constante publicación de papers, esto no favorece el objetivo central de este Ministerio que es que el conocimiento académico se inserte en el sistema productivo”.

Los nuevos criterios, elaborados mediante el trabajo conjunto de todas las instituciones durante más de un año, apuntan a enriquecer el sistema de evaluación considerando a los investigadores no sólo en su trayectoria individual sino también en su inserción y desempeño en equipos y proyectos estratégicos. Esto tiene como objetivo el desarrollo de pautas de evaluación alternativas para quienes quieran dedicarse a actividades de desarrollo tecnológico y social.

Se procura que la investigación aplicada se considere en un pie de igualdad con la investigación básica a la hora de evaluar al personal científico, incentivando así a que las investigaciones se conviertan en desarrollos concretos, prototipos o productos. “Queremos que el conocimiento no quede solo dentro del ábito universitario o institucional, hoy existe la voluntad políica para que el sistema cientíico y tecnolóico estéal servicio del bienestar del paí”, concluyóCeccatto.

La propuesta fue suscripta por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) y el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP). Además también lo hicieron organismos del sistema científico nacional como el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), el Instituto Nacional del Agua (INA), el Instituto de Investigaciones Científicas para la Defensa (CITEDEF), la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS), el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), el Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR), el Instituto Antártico Argentino (IAA) y el Programa de Incentivos a Docentes Investigadores.

imag15_8_1

 

Buenos Aires, 4 de octubre de 2012 - El Secretario de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Alejandro Ceccatto, encabezó la firma de un documento sobre nuevas pautas y criterios para la evaluación del personal científico dedicado a actividades de desarrollo tecnológico y social. El documento surgió a partir del acuerdo entre las instituciones nacionales donde se realiza ciencia y permitirá equiparar las evaluaciones de los investigadores dedicados a la ciencia básica con los que realizan ciencia aplicada.

Durante la firma, Ceccatto aseguró que “se trata de un consenso históico, hoy por hoy se hace muy difícil desarrollar tecnologí cuando las carreras científicas demandan la constante publicación de papers, esto no favorece el objetivo central de este Ministerio que es que el conocimiento académico se inserte en el sistema productivo”.

Los nuevos criterios, elaborados mediante el trabajo conjunto de todas las instituciones durante más de un año, apuntan a enriquecer el sistema de evaluación considerando a los investigadores no sólo en su trayectoria individual sino también en su inserción y desempeño en equipos y proyectos estratégicos. Esto tiene como objetivo el desarrollo de pautas de evaluación alternativas para quienes quieran dedicarse a actividades de desarrollo tecnológico y social.

Se procura que la investigación aplicada se considere en un pie de igualdad con la investigación básica a la hora de evaluar al personal científico, incentivando así a que las investigaciones se conviertan en desarrollos concretos, prototipos o productos. “Queremos que el conocimiento no quede solo dentro del ábito universitario o institucional, hoy existe la voluntad políica para que el sistema cientíico y tecnolóico estéal servicio del bienestar del paí”, concluyóCeccatto.

La propuesta fue suscripta por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) y el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP). Además también lo hicieron organismos del sistema científico nacional como el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), el Instituto Nacional del Agua (INA), el Instituto de Investigaciones Científicas para la Defensa (CITEDEF), la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS), el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), el Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR), el Instituto Antártico Argentino (IAA) y el Programa de Incentivos a Docentes Investigadores.

imag15_8_1

 

CERRAR
BIODIAGNOSTICO
» Abrir toda la revista
Bioquímica Molecular +- Diagnóstico Clínico Aplicado +- Gestión de la Calidad +- Actualidad +- Bioresearch +- Novedades CUBRA +- Agenda de formación continua y posgrado »